chris marker

Gatos en la calle

Me preparo para ver la retrospectiva de Chris Marker en el Centro Pompidou y veo Chats Perchés. La cámara al pie de la calle, los ojos de un ciudadano como otro cualquiera, pero perspicaz, poeta. Él siempre logra hacer las relaciones más raras e hilar todo con humor.

La flashmob del comienzo muestra una manifestación divertida, la capacidad que el mundo digital tiene de organizarse, pero ¿con qué fines lo hace? Luego, se mezclan gatos, Irak, Le Pen, Chirac, manifestaciones por la paz, trabajo y libertad, pero lo que él enfoca son personas que cantan y bailan y se expresan. Él muestra los trabajadores que cogen el metro, la París de todos los días. Pero en tiempos austeros, de gran seriedad, de guerra, surge un gato por la “ville” que sonríe.

La escena de los manifestantes acostados en Trocaderó recuerda a Zabriskie Point, de Antonioni, o quizás a alguna imagen de los muertos en la Segunda Guerra, pero Marker encuentra allí la belleza de la ciudad, en esos cuerpos amontonados.

El gato de la libertad muestra la ciudad como un espacio creativo, donde la gente alza su voz, dibuja, sonríe, canta, besa. Marker es un antropólogo de la vida cotidiana.

Anuncios